Sistemas de tratamiento de agua alternativos al Cloro tradicional:

ELECTROLISIS (O CLORACIÓN) SALINA

Para informarse sobre la Cloración salina pinche sobre el vínculo.

IONIZACIÓN COBRE PLATA

El sistema produce iones de cobre y plata que realizan varias funciones:

El cobre (Cu) destruye las células de algas y bacterias actuando en el interior y exterior de las células.

La plata (Ag) es un potente bactericida que elimina la Legionella y otros microorganismos.

Los iones de cobre y plata aportados en pequeñas cantidades destruyen los microorganismos presentes en el agua, incluso los protozoos cloro-resistentes. La vida útil de estos iones puede durar meses.

Con la ionización Cu/Ag se aumenta el rendimiento de los filtros evitando el uso de floculantes y logrando una transparencia excelente del agua, también evita el uso de antialgas y disminuye el gasto en cloro y ácido.

Tratamiento adecuado para piscinas exteriores y con problemas de algas.

Es necesario combinar el tratamiento con la aportación de cloro a la piscinas aunque reduciendo mucho su consumo.

Ventajas de la Ionización:

OZONO

El ozono es el agente desinfectante y oxidante químico más potente que existe para el tratamiento del agua.

El ozono elimina las bacterias mucho más rápido que el cloro. Así mismo existen ciertos tipos de microorganismos patógenos, tales como virus, amebas y esporas, que se encuentran en piscinas, y que pueden llegar a inactivarse lentamente y con altas dosificaciones, mediante los procesos tradicionales de desinfección, pero que se inactivan de forma rápida y eficiente mediante el ozono.

El uso del ozono ofrece la máxima seguridad en la desinfección de piscinas. En circunstancias normales, el ozono se ha de eliminar o destruir antes de que el agua regrese al vaso y se deberá garantizar la desinfección cruzada dentro del mismo, mediante desinfectantes residuales tales como el cloro o el bromo.

En virtud de sus poderosas propiedades oxidantes, el ozono previene la acumulación de subproductos causantes de olores y malestar en el entorno del baño, resultado de la combinación del cloro con la contaminación orgánica (monocloramina, dicloramina, tricloramina, tricloruro nitrogenado, trihalometano, clorourea, etc.).

Esto se produce por un lado mediante la oxidación de la materia orgánica, los compuestos de urea, sudor,... eliminando así los precursores de las cloraminas y trihalometanos y, por otra parte, mediante la oxidación de los subproductos ya formados como las mono-, di- y tri- cloraminas.

El ozono también facilita la obtención de un "breakpoint" del cloro más estable, evitando infracloraciones y sobrecloraciones y, la eliminación del amoníaco.

De esta forma se evitará el clásico “olor a piscina”, así como la irritación de los ojos, de la nariz y molestias respiratorias, pudiéndose optimizar la recirculación del aire del recinto, con el consiguiente ahorro energético y económico.

El ozono también elimina de manera segura mediante oxidación, los contaminantes nitrogenados orgánicos o los componentes causantes del color, sabor y olor que están presentes en el agua de aporte.

Otro notable efecto beneficioso del tratamiento con ozono es la claridad sorprendente del agua tratada, debido al efecto de “microfloculación". Esto, por ejemplo, puede hacer que el agua de color verdoso se vuelva agua azul, brillante y clara.

ULTRAVIOLETAS (UV)

La radiación ultravioleta, producida por una lámpara de vapor de mercurio, penetra en la pared celular del microorganismo, destruyendo su estabilidad genética y su capacidad reproductiva, imposibilitando su capacidad de causar infecciones.

Después de haber sido filtrada, el agua de la piscina atraviesa una cámara en la cual están las lámparas de rayos UV, que emiten radiación UV-C, destruyendo los virus, gérmenes, bacterias, microbios, esporas, algas. Este procedimiento no genera residuos en la piscina.

A través del proceso de fotolisis y de foto-oxidación, destruye la materia orgánica, que en combinación con el cloro forma subcompuestos con potencial cancerígeno y, representa un sistema probado de desinfección e inactivación de contaminantes microbiológicos.

La luz ultravioleta, en una onda de 253,7 nanómetros, altera el material genético(ADN) de las células de los seres vivos, destruyendo dicha cadena y produciendo la parada o muerte de los organismos mediante procesos fotoquímicos. Al eliminar entre otros componentes las cloraminas, se elimina el característico olor a piscina. Si se combina el ozono con un equipo ultravioleta se potencia la eliminación de microorganismos, favoreciendo reacciones fotolíticas, que combinadas con el poder oxidante del ozono incrementa la calidad del agua.

Al realizarse la esterilización del agua solamente durante los ciclos de funcionamiento de la filtración de la piscina, se debe tener un tratamiento suave complementario con otro producto para que continúe la desinfección cuando la bomba está parada. Cuando aquella está; parada no hay mas desinfección, por lo que hay que prever un tratamiento complementario para un producto remanente: bromo, oxidantes, algicidas.

En resumen, el tratamiento de agua por radiación ultravioleta (U.V.) es un procedimiento físico, que no altera la composición química, ni añade productos químicos, ni sabor ni olor al agua. Elimina y evita la proliferación de gérmenes y bacterias en el agua. La seguridad de la desinfección U.V. está probada científicamente, no modifica el PH del agua, no produce corrosión y no es antiecológico pudiendo aprovecharse el agua del contralavado del filtro para el riego del jardín.

Ventajas del tratamiento a los rayos U.V

  • Confort en la piscina: no genera olores, ni irritaciones, ni altera el PH
  • Prolongación la vida útil del material de la piscina (bomba, liner, juntas del azulejado...)
  • No requiere la adición de productos químicos, evitando su gasto.

HIDRÓLISIS

La técnica de la hidrólisis permite eliminar los productos oxidantes, floculantes, desinfectantes y antibacterias en todos los procesos de tratamiento de aguas.

El agua (H2O) está compuesta de 2 partes de hidrógeno y 1 parte de oxígeno (H2O). Hidrólisis significa, etimológicamente, descomposición por el agua.

Proceso de oxidación: El agua se purifica reaccionando a partir de la descomposición de sus propios componentes moleculares: oxígeno e hidrógeno (H2O). A través de la electrólisis se generan en el circuito de recirculación el ión OH (hidroxilo) y oxígeno atómico (O) para oxidar, sin necesidad de sal o productos químicos. El Oxidante producido tiene un potencial de oxidación más alto que el resto de productos químicos utilizados en el tratamiento de aguas.

SISTEMAS COMBINADOS:

También le podemos ofrecer las combinación de 2 sistemas en un mismo producto:

      1. Cloración Salina + Ionización Cu/Ag
      2. Ultravioleta + Cloración Salina
      3. Hidrólisis + Ionización Cu/Ag

 

* Todos estos sistemas y el del cloro tradicional se pueden y deben combinar con controladores de PH.

SISTEMAS DE TRATAMIENTO DE AGUA DE PISCINA
EmpresaProductosCloracion SalinaOsmosis InversaLocalizacion Enlaces